Algunos hispanos vivimos sin temer a a los fantasmas,

algunos ponemos nuestras esperanzas en la ciencia en vez de la oración,

algunos hemos elegido vivir sin religión y confiar en el conocimiento humano posible…

...y, aunque no lo creas, hemos podido vivir bastante bien.

Monday, April 25, 2011

El Juramento de Ingersoll

Robert Green Ingersoll (1833-1899) fué un político Estadounidense muy famoso e influyente, orador y abogado que promovia el secularismo y el escepticismo religioso durante los mediados finales del siglo 19. Después de pelear en la guerra civil, y ocupar cargos públicos, se dedicó a su campaña antirreligiosa criticando las religiones establecidas y la autoridad de la Biblia. Escribió: "Algunos errores de Moisés," "Por qué soy agnóstico," "Los dioses," y "Superstición."


El Juramento de Ingersoll:

"Cuando me convencí de que el Universo es natural, de que todos los espíritus y dioses son mitos, entró en mi cerebro, en mi alma, en cada gota de mi sangre, el sentido, el sentimiento y la alegría de la libertad. Los muros de mi cárcel se desmoronaron y cayeron, la mazmorra se inundó de luz y todos los obstáculos y barreras y esposas se hicieron polvo. Ya no era más un servidor, un siervo ni un esclavo. No había espacio infinito. ¡Era libre! Libre para pensar, para expresar mis ideas, libre para vivir mi propia idea, libre para vivir por mí mismo y para aquellos a quienes yo amaba, libre para usar todas mis facultades, todos mis sentidos, libre para extender las alas de la imaginación, libre para investigar, para dudar y soñar y esperar, libre para juzgar y determinar por mí mismo, libre para rechazar todos los credos ignorantes y crueles, todos los libros “inspirados” que han producido los salvajes y todas las leyendas bárbaras del pasado, libre de papas y de sacerdotes, libre de todos los “llamados” y “los que se creen elegidos”, libre de los errores santificados y de las mentiras sagradas, libre del miedo al castigo eterno, libre de los monstruos alados de la noche, libre de demonios, fantasmas y dioses. Por primera vez yo era libre.No había lugares prohibidos en todos los lugares de la mente, no había aire ni alas de colores, no había cadenas para mis miembros ni azotes para mis espaldas, ni fuegos para mi carne, no había enojo ni amenaza del dueño, de inclinarme o adular o arrastrarme ni de proferir palabras mentirosas. Yo era libre. Permanecí enhiesto, y sin temblar, alegremente me encaré con todos los mundos. Y entonces mi corazón se llenó de gratitud, de agradecimiento y quedé enamorado de todos los héroes, de los pensadores que dieron sus vidas por la libertad de sus brazos y su cerebro, pro la libertad de trabajo y de pensamiento, de aquellos que cayeron en los feroces campos de batalla, de aquellos que murieron encadenados en sus mazmorras, de aquellos que ascendieron orgullosamente los peldaños del cadalso, de aquellos cuyos huesos fueron quebrantados, cuya carne fue marcada a fuego y arrancada, de aquellos consumidos por el fuego, de todos los sabios, los buenos, los valientes en todos los países, cuyas ideas y hechos han dado la libertad a los hijos de los hombres.Y entonces hice el juramento de empuñar la antorcha que aquellos habían llevado y mantenerla en alto, para que su luz pudiera seguir conquistando la oscuridad."

Lee más sobre este librepensador:


http://www.positiveatheism.org/tochingr.htm

No comments:

Post a Comment